Las melodías arcaicas: música sanadora de la Germánica Nueva Medicina del Dr. Hamer

Según el Dr.Ryke Geerd Hamer, descubridor de la Germánica Nueva Medicina, la música puede tener un efecto sanador. Este efecto no se trataría de una cuestión mística, sino de un hecho físico biológico: ciertas vibraciones, como las de la música, resonarían con las oscilaciones cerebrales y, dado la influencia del cerebro en el origen de las enfermedades (según postula el Dr.Hamer), eso también tendría una repercusión en el organismo humano y algunas de sus enfermedades.
El Dr.Hamer afirma haber realizado un último descubrimiento empírico: Ciertas melodías parecen tener la característica de ayudar al organismo a curarse, en particular en el caso de las enfermedades en “fase de curación”, porque sus frecuencias o vibraciones actúan sobre el cerebro, modificando su funcionamiento y poniendo fin a la fase de curación al evitar el automatismo cerebral que produce la recaida en el mismo conflicto.
El Dr.Hamer ha puesto a disposición de todo el mundo un enlace en el que puede descargarse una canción compuesta por él y dedicada a su esposa, que según el Dr.Hamer tiene el efecto de ayudar en casos de enfermedades crónicas en fase de curación (en su terminología, serían enfermedades en las que el conflicto biológico se reactiva y resuelve constantemente, antes de que termine o finalice la fase de curación, haciendo que esta última se haga crónica). Según el Dr.Hamer, esta canción no ha mostrado ser eficaz en el caso de enfermedades crónicas correspondientes a conflictos biológicos activos (la diabetes, por ejemplo).
meinstudentenmadchenimagen01200
La canción puede descargarse en este enlace.
Una breve explicación escrita por el propio Dr.Hamer sobre este descubrimiento puede leerse en español en este enlace.
Algunas de las enfermedades “en fase de curación” y en estado crónico, y en las que esta canción podría ayudar como parte de la terapia, serían las siguientes:
-Artritis reumatoide
-Artrosis (no aquellas generadas por lesiones o causas mecánicas)
-Sindrome nefrótico
-Enfermedad de Párkinson
-Enfermedad de Crohn
-Colitis ulcerosa o ulcerativa
-Acné
Para fines terapéuticos, según el Dr.Hamer, la canción debería escucharse repetidamente durante varias horas, preferiblemente durante la noche mientras dormimos (ya que esa melodía actúa directamente sobre el cerebro, no sobre la mente consciente), y durante varias semanas.

¿CUÁLES SON LOS PROBLEMAS QUE SE PRESENTAN CUANDO SE ESCOGE EL CAMINO ESPIRITUAL?

- Sentir que nadie los entiende.
- Percibir que los demás los ven diferente.
- Querer que los demás piensen igual que ustedes.
- Hablar todo el día del mismo tema.
- Sentir que los demás son ignorantes.
- Descubrir que la pareja no desea lo mismo que ustedes.
- Querer que la pareja o los hijos lleven el mismo ritmo.
- Recomendar infinidad de libros a todos los amigos.
- Sentir que están a miles de kilómetros de distancia.
- No sentirse ubicados cuando asisten a una reunión.
- Empezar a convertirse en personas retraídas.
- Cerrarse en ustedes mismos.
- Mirar a los demás desde arriba.
- Pensar que nada les puede suceder porque están protegido por “Dios”.
- Sentirse “escogidos” e “iluminados”.
- Creer que tal o cual creencia es la verdad absoluta.
- Mirar a los demás con mucha pena.
- Creer con absoluta certeza que están en el camino correcto.

Estos tipos de emociones son ERRADOS. Cuando comiencen a sentir estas emociones distorsionadas, tienen que entender QUE EL CAMINO QUE ESTÁN RECORRIENDO NO ES CORRECTO.


La VERDADERA ELEVACIÓN, al contrario de estas emociones erradas, los deberá hacer sentir:

- Poder comunicarse y entenderse con las personas con amor.
- Que nadie perciba el conocimiento, escóndanlo para el momento propicio.
- Respetar la manera de pensar de todos los que están alrededor.
- Hablar de miles de temas y entre ellos el que más les gusta.
- Saber que todos están en el camino en diferentes grados.
- Respetar el espacio de la pareja.
- Entender que el ritmo de los seres es diferente.
- Recomendar algún libro cuando lo pidan o lo necesiten realmente.
- Integrarse a la vida con amor y alegría.
- Divertirse cuando vayan a una reunión.
- No separarse de los seres que los aman.
- Abrir sus corazones para todos los que estén cerca de ustedes.
- Nadie es más que el otro, todos juntos forman un todo.
- “Dios es para todos y cada uno para sí mismo”.
- Nadie los escogió, solo despertaron.
- Nadie tiene la verdad absoluta, solo nuestro Creador.
- Así como ustedes tienen pena de los demás, otros la tendrán de ustedes.
- Sabrán que están en el camino correcto, conociendo la causa y el efecto.

Si no llevan este camino con mucho equilibrio, las personas que los rodean se sentirán mal con ustedes, y en vez de encaminarlas y ayudarlas, ellas comenzarán a sentir rechazo por todo lo que digan y expresen.
El camino de la elevación es interno y muy solitario, pero no por ello deberán alejarse o esconderse. Lo que tienen que aprender es a EQUILIBRARLO entre esta realidad material y la realización espiritual. Tendrán que aprender cuándo hablar, callar, aconsejar, discernir, aplicar, respetar e intervenir; no será cuando ustedes quieran: será cuando los demás o la vida misma lo pidan, sin imponer, obligar o esperar algún retorno.

“EL VERDADERO MAESTRO ES AQUEL QUE ENTRA, SALE, BAJA Y SUBE EN TODOS LOS GRADOS, PLANOS Y DIMENSIONES”.

FUENTE: EL SER UNO.

Beneficios de dormir del lado izquierdo


De acuerdo a la medicinas orientales ya sean la india, la china, la tibetana o la tailandesa, el lado izquierdo del cuerpo es totalmente diferente al lado derecho. Incluso algunas tradiciones monásticas budistas incluyen dentro de sus preceptos para los monjes dormir sobre su lado izquierdo. Aunque suene raro descansar y dormir del lado izquierdo tiene muchos beneficios para la salud.

La linfa drena hacia la izquierda.

El lado izquierdo del cuerpo es el lado dominante en el sistema linfático. La mayor parte de la linfa drena hacia el ducto torácico que se localiza en el lado izquierdo. En su camino la linfa transporta proteínas, glucosa metabolitos y productos de desperdicio que son purificados por los nódulos linfáticos para ser drenados hacia el lado izquierdo.

Derivado de lo anterior es común deducir en la medicina oriental que los padecimientos del lado izquierdo del cuerpo se pueden deber a la congestión crónica del sistema linfático.

Las prioridades del cuerpo.

De acuerdo al ayurveda la congestión sucede en el cuerpo siguiendo ciertas prioridades. Si el sistema linfático se cogestiona, posteriormente el hígado y la sangre se saturan de sustancias tóxicas. Síntomas primarios de congestión se presentan en el lado izquierdo del cuerpo antes de moverse hacia el lado derecho donde hacen su aparición posterior.

¿Aletargado después de una comilona?

La sugerencia india es que si tomas un descanso después de comer lo hagas recostándote del lado izquierdo. El descanso no debe de exceder de 10 minutos y es diferente a la siesta vespertina que usualmente es de 20 minutos o más.

El estómago y el páncreas cuelgan hacia el lado izquierdo. Cuando te recuestas en tu lado izquierdo ambos cuelgan naturalmente permitiendo una digestión óptima y eficiente. La comida es impulsada a moverse de manera natural a través del estómago y las enzimas pancreáticas son secretadas de manera paulatina y no de un solo golpe, lo cual sucede si es que te recuestas del lado derecho.

Al recostarte del lado izquierdo el hígado y la vesícula cuelgan desde lado derecho. Descansar del lado izquierdo les permite colgar y secretar sus preciosas enzimas hacia el tracto digestivo, emulsionando las grasas y neutralizando los ácidos estomacales.

Cuando el sistema digestivo es estimulado de esta manera tu ciclo de digestión es más corto y no te deja aletargado por el resto de la tarde. Haz la prueba de descansar 10 minutos de tu lado izquierdo después de comer.

Siéntete con energía y no con cansancio después de comer.

Procura comer de manera relajada al medio día y no olvides descansar en tu lado izquierdo y comprueba que te sentirás con más energía y con una mejor digestión.

La magia de dormir del lado izquierdo.

Mejor eliminación.

El intestino delgado desecha toxinas a través de la válvula ileocecal (VIC) en el lado derecho del cuerpo al inicio del intestino grueso. El intestino grueso viaja por el lado derecho de tu cuerpo, cruza tu vientre y desciende por el lado izquierdo.

A través de la VIC, dormir del lado izquierdo permite a la gravedad estimular los desechos corporales hacia el intestino grueso desde el intestino delgado de manera más sencilla.

Al transcurrir la noche y continuar durmiendo en tu lado izquierdo los desechos se mueven con mayor facilidad hacia el colon descendente y la eliminación matutina será más sencilla.

Mejor función cardiaca.

Más del 80 % del corazón se encuentra del lado izquierdo del cuerpo. Si duermes del lado izquierdo la linfa drenada hacia el corazón será impulsada por la gravedad quitando trabajo a tu corazón mientras duermes.

La aorta que es la arteria más grande del cuerpo, sale de la parte alta del corazón y se arquea hacia la izquierda antes de bajar hacia el abdomen. Al dormir del lado izquierdo, el corazón bombea con más facilidad la sangre hacia la aorta descendente.

Dormir del lado izquierdo permite que los intestinos se alejen de la vena cava que lleva la sangre de regreso al corazón. Notablemente la vena cava descansa en el lado derecho de la espina, así que cuando te recuestas del lado izquierdo las vísceras se alejan de la vena cava. Nuevamente la gravedad hace el trabajo del corazón más fácil.

El bazo está del lado izquierdo.

El bazo es parte del sistema linfático y también está del lado izquierdo del cuerpo. Su función es la de un gran nódulo linfático que filtra la linfa y adicionalmente filtra la sangre. Cuando te recuestas del lado izquierdo el regreso de los fluidos hacia el bazo es más sencillo y se produce con mayor facilidad por la gravedad.

El sistema linfático drena todas las células del cuerpo por medio de contracciones y movimiento muscular y no por el bombeo cardiaco. Ayudar a la linfa a drenarse hacia el bazo y el corazón con gravedad es una forma sencilla de purificar tu cuerpo

¡Pruébalo!

Y aunque no hay protocolos científicos al respecto, dormir del lado izquierdo hace sentido. Entender la sabiduría ancestral basándose en los conocimientos de la anatomía moderna esclarece muchas dudas de las razones que se tienen en oriente para dormir de cierta manera.

Artículo original escrito por el Dr. John Doulliard

Krishnamurti ~ Temor, una de las causas fundamentales de nuestro deterioro.

Las tres o cuatro últimas veces hemos estado hablando del temor, y como ésa es una de las causas fundamentales de nuestro deterioro, pienso que debemos considerarla desde un ángulo diferente, desde un diferente punto de vista.

Ustedes saben, siempre nos dicen lo que debemos pensar y lo que no debemos pensar. Los libros, los maestros, los padres, la sociedad que nos rodea nos dicen qué debemos pensar, pero jamás nos ayudan a descubrir cómo debemos pensar. Saber qué pensar es comparativamente fácil, porque desde la infancia nuestras mentes están condicionadas por palabras, por frases, por actitudes establecidas y prejuicios. No sé si han notado lo fijas que se hallan las mentes de casi todas las personas mayores; están encajadas como la arcilla en un molde y es muy difícil abrirse paso por ese molde. El moldeado de la mente es su condicionamiento.

Aquí, en la India, ustedes están condicionados por siglos de tradición, a pensar de cierta manera; ese condicionamiento tiene causas económicas, sociales y religiosas. En Europa, la mente está condicionada de un modo algo diferente; y en Rusia, desde la revolución, los líderes políticos han estado condicionando la mente a su propia manera. Así, en todas partes la mente está siendo condicionada, no sólo superficialmente, conscientemente, sino también profundamente. La mente oculta o inconsciente está condicionada por la raza, por el clima, por las imitaciones no verbalizadas, no expresadas.

Ahora bien, la mente no puede ser libre en tanto permanezca moldeada o condicionada. Y la mayoría de la gente piensa que jamás podremos liberar a la mente de su condicionamiento, que debe estar siempre condicionada. Ellos dicen que no podemos evitar ciertos hábitos de pensar, ciertos prejuicios, y que no puede haber liberación para la mente, que ésta jamás podrá ser libre. Además, cuanto más antigua es la civilización, mayor es el peso de la tradición, de la autoridad, de la disciplina con que la mente se halla agobiada. Las personas que pertenecen a una raza antigua, como en la India, están más condicionadas que las que viven en América, por ejemplo, donde existe más libertad social y económica y donde sus habitantes han sido pioneros en fecha bastante reciente.

Una mente condicionada no es libre porque jamás puede ir más allá de sus propios límites, de las barreras que ha erigido en tomo de sí misma; eso es obvio. Y es muy difícil para una mente semejante liberarse de su condicionamiento e ir más allá, porque este condicionamiento le ha sido impuesto no sólo por la sociedad, sino que se lo ha impuesto ella misma. Ustedes gustan de su condicionamiento, porque no se atreven a ir más allá. Temen lo que podrían decir sus padres y sus madres, lo que el sacerdote y la sociedad podrían decir; en consecuencia, contribuyen a crear las barreras que los retienen. Ésta es la prisión en que casi todos estamos atrapados y por eso sus padres están siempre diciéndoles -como ustedes a su vez les dirán a sus hijos- que hagan esto y no hagan aquello.

¿Qué ocurre por lo general en una escuela, especialmente si el maestro les agrada? Si su maestro les agrada, desean seguirle, imitarle; por lo tanto, el condicionamiento de sus mentes se vuelve más y más rígido, más permanente. Digamos, por ejemplo, que están en un albergue al cuidado de un maestro que practica diariamente su ritual religioso. A ustedes les gusta el espectáculo o la belleza del mismo, de modo que empiezan a practicarlo también. En otras palabras, se están condicionando más aún; y tal condicionamiento es muy efectivo, porque cuando uno es joven la mente es muy ansiosa, impresionable, imitativa. Y no sé si son ustedes creativos, probablemente no, porque sus padres no les permitirían salir fuera del muro, ellos no quieren que miren más allá del condicionamiento. Son exactamente como cualquier otra persona. Practican sus rituales, tienen sus temores, su deseo de gurú; y como ustedes reciben enseñanza de ellos -y también porque puede agradarles un maestro en particular o porque ven un ritual hermoso y quieren practicarlo-, inconscientemente pueden quedar presos de la imitación.

¿Por qué practican rituales las personas mayores? Porque sus padres lo hicieron antes que ellas y también porque eso les transmite ciertos sentimientos, ciertas sensaciones que les aquietan internamente. Cantan determinadas plegarias, pensando que si no lo hicieran tal vez estarían perdidas. Y los jóvenes copian a los mayores y así es como empieza la imitación.

Si el maestro mismo cuestionara toda esta ritualidad, si realmente reflexionara al respecto -cosa que muy pocos hacen alguna vez-, si usara su inteligencia para examinar eso sin prejuicio alguno, pronto descubriría que no tiene ningún sentido. Pero para investigar y descubrir la verdad en esta cuestión, se requiere muchísima libertad. Si ustedes ya tienen un prejuicio a favor de algo y entonces proceden a investigarlo, es obvio que no puede haber investigación. Tan sólo fortalecerán su prejuicio, su idea preconcebida.

Por lo tanto, es esencial que los maestros se libren ellos mismos de su condicionamiento y así ayuden a los niños a librarse del suyo. Conociendo la influencia condicionadora de los padres, de la tradición, de la sociedad, el maestro tiene que alentar a los niños para que no acepten cosas irreflexivamente, sino que investiguen, que cuestionen.

Si ustedes observan, a medida que crecen comenzarán a ver cómo los moldean diversas influencias, cómo no se les ayuda a pensar sino que se les dice qué deben pensar. Finalmente, si no se rebelan contra este proceso se vuelven como una máquina automática, funcionan sin creatividad, sin mucho pensamiento original.

Todos temen que si no encajan dentro de la sociedad serán incapaces de ganarse la vida. Si mi padre es abogado, pienso que también tengo que ser abogado. Si soy una muchacha, me someto a que me casen. ¿Qué sucede, entonces? Empiezan siendo personas jóvenes con muchísima vitalidad y enorme entusiasmo, pero todo esto es gradualmente destruido por la influencia condicionadora de los padres y maestros con sus propios prejuicios, temores y supersticiones. Cuando dejan la escuela y salen al mundo, están llenos de información pero han perdido la vitalidad para investigar, para rebelarse contra las estupideces tradicionales de la sociedad.

Ustedes se sientan aquí y escuchan todo esto. ¿Qué es lo que va a ocurrir cuando finalmente aprueben sus exámenes de licenciatura o maestría? Saben muy bien lo que va a ocurrir. A menos que se rebelen, serán exactamente iguales al resto del mundo, porque no se atreven a ser otra cosa. Estarán tan condicionados, tan moldeados, que tendrán miedo de echarse a andar por sí mismos. Serán controlados por sus esposas, sus maridos, y la sociedad les dirá lo que tienen que hacer; la imitación prosigue generación tras generación. No hay verdadera iniciativa, no hay libertad, no hay felicidad; no hay nada sino una muerte lenta. ¿Cuál es el sentido de que se les eduque, de que aprendan a leer y escribir, si sólo van a funcionar como una máquina? Pero eso es lo que quieren sus padres y lo que quiere el mundo. El mundo quiere que no piensen, no quiere que sean libres para descubrir, porque entonces serían ciudadanos peligrosos, no encajarían en el patrón establecido. Un ser humano libre nunca puede sentir que pertenece a un país determinado, a una particular clase o forma de pensar. La libertad implica libertad en todos los niveles, del principio al fin, y pensar solamente a lo largo de una línea particular no es libertad.

Por lo tanto, mientras son jóvenes es muy importante que sean libres, no sólo en el nivel consciente sino también profundamente en lo interno. Esto significa que deben vigilarse a sí mismos, que deben percatarse más y más de las influencias que buscan controlarles y dominarles; significa que jamás deben aceptar irreflexivamente, sino que deben cuestionar siempre, investigar y hallarse en estado de rebelión.

Interlocutor: ¿Cómo podemos hacer para liberar nuestras mentes, cuando vivimos en una sociedad llena de tradición ?

K.: En primer lugar, deben tener el impulso, la exigencia de libertad. Es como el anhelo de volar que tiene el pájaro o el de las aguas del río, de fluir. ¿Tienen este impulso de ser libres? Si lo tienen, ¿qué ocurre entonces? Sus padres y la sociedad tratan de forzarles dentro de un molde. ¿Pueden resistirles? Encontrarán que es difícil, porque sienten temor. Temor de no conseguir un empleo, de no conseguir la esposa o el marido apropiado, de que puedan padecer hambre, de lo que la gente podría decir de ustedes. Aunque deseen ser libres, sienten temor; por lo tanto, no van a resistir. El temor a lo que la gente pueda decir o a lo que sus padres puedan hacer, les bloquea, y así son forzados dentro del molde.

Ahora bien, ¿pueden decir: “yo quiero saber y no me importa si padezco hambre. Sea lo que fuera lo que ocurra, voy a luchar contra las barreras de esta sociedad corrupta, porque quiero ser libre para descubrir”? ¿Pueden decir eso? Cuando viven con temor, ¿pueden oponerse a todas estas barreras, a todas estas imposiciones?

Es muy importante, pues, ayudar al niño desde la más tierna edad a que vea las aplicaciones del temor y se libere de él. En el momento en que están ustedes atemorizados, se termina la libertad.

Interlocutor: Puesto que hemos sido criados en una sociedad basada en el temor, ¿cómo es posible para nosotros estar libres del temor?

K.: ¿Se dan cuenta de qué están atemorizados? Si es así, ¿cómo van a liberarse del temor? Ustedes y yo tenemos que averiguarlo; por lo tanto, considérenlo conmigo.

Cuando están conscientes de que sienten temor, ¿qué es lo que hacen realmente? Escapan de él, ¿no es así? Toman un libro o salen a dar un paseo; tratan de olvidarlo. Sienten temor de sus padres, de la sociedad; están conscientes de ese temor y no saben cómo resolverlo. Tienen miedo de mirarlo siquiera; de modo que huyen de él en distintas direcciones. Por eso siguen estudiando y aprobando exámenes hasta el último momento, cuando tienen que afrontar lo inevitable y actuar. Continuamente tratan de escapar de su problema, pero eso no les ayuda a resolverlo. Tienen que enfrentarse a él.

Entonces, ¿pueden mirar su temor? Si quieren examinar un pájaro, observar la forma de sus alas, su pico, deben acercársela mucho, ¿verdad? De igual modo, si están atemorizados, tienen que observar desde muy cerca su temor. Cuando escapan del temor sólo lo incrementan.

Digamos, por ejemplo, que quieren dedicar su vida a algo que aman de verdad, pero sus padres les dicen que no deben hacerlo y les amenazan con algo terrible si lo hacen: dicen que no les darán nada de dinero, y eso los atemoriza. Están tan atemorizados que no se atreven a mirar el propio temor. Así que ceden y el temor continúa.

Interlocutor: ¿Qué es la verdadera libertad y cómo puede uno adquirirla?

K.: La verdadera libertad no es algo que pueda adquiriese, es el resultado de la inteligencia. No puedes salir y comprar la libertad en el mercado. No puedes obtenerla leyendo un libro o escuchando hablar a alguien. La libertad adviene con la inteligencia.

¿Pero qué es la inteligencia? ¿Puede haber inteligencia cuando hay temor o cuando la mente está condicionada? Cuando tu mente tiene prejuicios o cuando piensas que eres un ser humano maravilloso, o cuando eres muy ambicioso y deseas trepar la escalera del éxito, mundano o espiritual, ¿puede haber inteligencia? Cuando sólo te interesas en ti mismo, cuando sigues a alguien o le rindes culto, ¿puede haber inteligencia? Ciertamente, la inteligencia llega cuando comprendes toda esta estupidez y rompes con ella. Por lo tanto, tienes que empezar, y lo primero es que te des cuenta de que tu mente no es libre. Has de observar cómo tu mente está atada por todas estas cosas; ése es el principio de la inteligencia, la cual trae libertad. Tienes que encontrar la respuesta por ti mismo. ¿De qué sirve que algún otro sea libre cuando tú no lo eres, o que algún otro tenga comida cuando tú tienes hambre?

Para ser creativo, lo cual implica tener verdadera iniciativa, tiene que haber libertad; y para que haya libertad tiene que haber inteligencia. Tienes, pues, que investigar y descubrir qué es lo que impide que haya inteligencia. Has de investigar la vida, cuestionar los valores sociales, todo, y no aceptar nada sólo porque estés atemorizado.

Extracto de:
EL ARTE DE VIVIR
J. Krishnamurti

La salud prohibida

Dióxido de Cloro

Introducción

El dióxido de cloro (ClO2) es un desinfectante cuya capacidad biocida sobrepasa a la del cloro y sus derivados. Debido a sus cualidades oxidantes selectivas, su aplicación es una alternativa a ser considerada donde además de la desinfección se requiere mejorar la calidad organoléptica del agua. Tiene un gran efecto en el control del sabor y el olor, así como para destruir sustancias orgánicas que proporcionan color o que son precursoras de trihalometanos (THM). Por ello, se
aplica especialmente cuando las aguas crudas contienen altas concentraciones de precursores, que con la cloración tradicional darían lugar a la formación de subproductos de la desinfección (SPD).
A pesar de ello, su uso como desinfectante en plantas de tratamiento se ve limitado a causa de su complejidad y sensibilidad en la producción y a su relativo costo elevado. El dióxido de cloro no se vende como un producto listo para su uso, por lo que debe generarse in situ. Además, solo se utiliza como desinfectante primario y su producción y manejo
entrañan complejidad y riesgos. Por ello, no se recomienda para comunidades pequeñas con poca capacidad técnica; de allí su escasa popularidad en los países en desarrollo y su limitada aplicación en sistemas de mediano a gran porte en los países desarrollados. Posiblemente, para el medio rural de los países en desarrollo eso lo mantendrá en una prioridad baja frente a otros desinfectantes más “amistosos”, como el cloro, la radiación ultravioleta y la FLA y solo será comparable en popularidad con la también excelente pero sensible y exigente ozonización.
Una aclaración es, sin embargo, pertinente. Se está desarrollando mucha investigación sobre el dióxido de cloro y en los últimos años han aparecido nuevas tecnologías y formas de producción que hacen que esta técnica sea una de las más activas e innovadoras junto con los métodos sinérgicos, que se detallan más adelante en el manual. Es probable que la ciencia aporte en cualquier momento un nuevo método que disminuya los inconvenientes que se presentan hoy en día
y que quede como única oferta la sumatoria de todas sus cualidades y ventajas.
Propiedades del dióxido de cloro como desinfectante y descripción del método El dióxido de cloro es un gas de color verde amarillento, estable y sumamente soluble en agua hasta alcanzar concentraciones de 2%. Una de las propiedades más interesantes del dióxido de cloro es su eficacia biocida en un amplio rango de pH que va de 3 a 10 (mejor de 4 a 9). Además de sus propiedades desinfectantes, el dióxido de cloro mejora la calidad del agua potable, es decir, neutraliza olores, remueve el color y oxida el hierro y el manganeso. El dióxido de cloro es sensible a la luz ultravioleta.
Aunque han aparecido nuevas metodologías (SCD o “estabilizadas”) que pueden cambiar la actual situación, hoy el ClO2 no puede comprimirse ni distribuirse en cilindros como el cloro gaseoso ni puede transportarse debido a su inestabilidad. El producto, por lo tanto, debe producirse in situ mediante el uso de generadores especiales.
Comúnmente se genera mediante dos mecanismos: la reacción de clorito de sodio con cloro gaseoso (sistema de dos compuestos químicos) o mediante la reacción de clorito de sodio con hipoclorito de sodio y ácido sulfúrico (sistema de tres compuestos químicos).
2NaClO2 + Cl2 = 2ClO2 + 2NaCl (dos compuestos)
2NaClO2 + NaOCl + H2SO4 = 2ClO2 + NaCl + Na2SO4 + H2O (tres compuestos)
Estrictamente como desinfectante, el ClO2 presenta las siguientes ventajas:

l- Su potencial bactericida es relativamente independiente del pH entre 4 y 10.
l- Es mejor que el cloro para el tratamiento de esporas.
l-Requiere poco tiempo de contacto.
l- Tiene buena solubilidad.
l- No hay corrosión en altas concentraciones, lo que reduce los costos de mantenimiento.
l- No reacciona con amoníaco o sales de amonio.
l- Mejora la coagulación.
l- Remueve hierro y manganeso mejor que el cloro.

Las propiedades residuales del dióxido de cloro son limitadas, por tal motivo, suele emplearse el cloro como desinfectante secundario para asegurar protección adicional en el sistema de distribución.

Mecanismos de desinfección del dióxido de cloro
El dióxido de cloro existe en el agua como ClO2 (poca o ninguna disociación) y, por lo tanto, puede pasar a través de las membranas celulares de las bacterias y destruirlas. El efecto que tiene sobre los virus incluye su absorción y penetración en la capa proteica de la cápside viral y su reacción con el RNA del virus. Como resultado, el ClO2 daña la capacidad genética del virus.
El dióxido de cloro tiene menor efecto microbicida que el ozono, pero es un desinfectante más potente que el cloro. Una investigación reciente en los Estados Unidos y Canadá demostró que el dióxido de cloro destruye enterovirus, E. coli y amebas y es efectivo contra los quistes de Cryptosporidium.
El siguiente cuadro muestra de manera comparativa la eficacia biocida, la estabilidad y el efecto del pH del dióxido de cloro frente a tres desinfectantes comunes.
Eficacia biocida, estabilidad y efecto del pH

Desinfectante/ Eficacia biocida/ Estabilidad/ Efecto del pH en la eficacia

Ozono/ 1/ 4/ Poca influencia
Dióxido de cloro/ 2/ 2/ Poca influencia
Cloro/ 3/ 3/ Disminuye considerablemente al aumentar el pH
Cloraminas/ 4/ 1/ Poca influencia
(1 = Más ; 4 = Menos)

Este cuadro permite identificar que el ozono, con un potencial de oxidación más fuerte, es el menos estable de los cuatro compuestos. También se ha observado que las cloraminas pueden tener la menor efectividad biocida, pero presentan un efecto residual más prolongado.
El dióxido de cloro reacciona en el agua con compuestos fenólicos, sustancias húmicas, sustancias orgánicas e iones metálicos. Esta acción oxidante a menudo mejora el gusto, olor y color del agua, además elimina la probabilidad de producción de THM cuando se realiza una adecuada dosificación in situ de los elementos constituyentes del dióxido de cloro en el agua.

Subproductos de la desinfección con dióxido de cloro
Mientras los desinfectantes que contienen cloro reaccionan con diversas sustancias mediante la oxidación y sustitución electrofílica, el dióxido de cloro solo reacciona mediante la oxidación.
Esta es la razón por la cual el uso de dióxido de cloro puede disminuir la formación de THM en el agua tratada. Si eventualmente se producen niveles considerables de THM en las aguas tratadas con dióxido de cloro, esto a menudo se debe a problemas en los generadores de dióxido de cloro, generalmente por exceso en el suministro de cloro, sustancia que participa per se en la formación de esos THM.
En muchos casos, los productos de la oxidación con dióxido de cloro no contienen átomos de halógeno y específicamente el dióxido de cloro en presencia de sustancias húmicas no da lugar a niveles significativos de THM. No se ha observado la formación de trihalometanos que contengan bromo al tratar materiales húmicos con dióxido de cloro. Tampoco reacciona con el amoníaco para formar cloraminas.
De cualquier modo, no se puede negar la existencia de SPD y los productos de la reacción del dióxido de cloro con material orgánico en el agua incluyen clorofenoles y los ácidos maleicos, fumáricos y oxálicos. Un estudio de los subproductos de la reacción del dióxido de cloro en un tratamiento piloto reveló más de 40 SPD, aunque su toxicidad en la mayor parte es desconocida.
Durante la oxidación de la materia orgánica, el dióxido de cloro se reduce al ion clorito. Es precisamente el clorito y también los cloratos los más importantes SPD producidos con el uso de este desinfectante.
La OMS no ha establecido un valor guía para el dióxido de cloro debido a su deterioro rápido a clorito, clorato y cloruro, y porque el valor guía provisional de la OMS para el clorito, 200 mg/litro, es un protector adecuado contra la toxicidad potencial del dióxido de cloro.
Equipos
No existe ningún estándar industrial para el rendimiento de los generadores de dióxido de cloro. La eficiencia del generador se define no solo en función de la conversión del clorito de sodio en dióxido de cloro, sino también en función de la generación de subproductos como ion clorato, cloro libre y clorito sobrante. Cuando el generador no funciona adecuadamente, estos subproductos pueden salir del generador de dióxido de cloro en cantidades excesivas y disminuir los resultados esperados. Además, el rendimiento deficiente de los generadores dará como resultado costos de operación superiores a los deseados.
Los generadores modernos de dióxido de cloro son capaces de funcionar sistemáticamente en los niveles deseados cuando se les opera adecuadamente.

Se debe tener en cuenta que el sistema de desinfección por dióxido de cloro se recomienda para ciudades donde se pueda contar con recursos humanos y materiales necesarios para una buena operación y mantenimiento así como para el seguimiento de apropiadas medidas de seguridad.
Mas información:

“La Felicidad”

ENTREVISTA A RICARDO EIRIZ EN RADIO SABADELL, PROGRAMA A BONA HORA

(Realizada por Aura Costa)

Ricardo Eiriz, buenos días, bienvenido A Bona Hora.

R. Buenos días.

¿Estás de acuerdo en que la felicidad se esconde en alguno de estos sitios que ahora mismo nos cantaban

R. Por supuesto.

¿Tú donde la encontraste?

R. La encontré dentro de mí mismo. La encontré dentro de un proceso de desarrollo personal que me llevó a descubrir que la felicidad se halla dentro de cada uno. Que no la hemos de buscar fuera sino que la hemos de buscar dentro.

Ricardo Eiriz es un poco un inclasificable. No es un coach, no es un psicólogo, no es un terapeuta, pero hace un poco de todo eso y, lo más importante, trabaja en ayudar a personas y empresas a ser más felices. Además, acaba de publicar el libro “Un curso de felicidad”, de la editorial Sirio, una obra sencilla y práctica para, según él, transformar nuestra vida. ¿Cómo te autodefines?

R. Buffff. Esta es una pregunta muy buena. Yo me autodefino como una persona que descubrió en un momento determinado de su vida que no iba por el camino correcto, que no iba por el camino en el que realmente yo era responsable de mi propia vida, y realmente vi la luz. Vi que realmente hay un camino en el que tú puedes ser feliz, puedes ser quien dispone y controla lo que hace en cada momento. En definitiva, una persona que abrió los ojos en un momento determinado.

De hecho, en la solapa de tu libro, debajo de tu foto, y atención porque es lo primero que me llamó la atención, dice: “Ricardo Eiriz, es una persona cuya profesión es Ser Feliz. Todas las experiencias vividas con anterioridad a elegir libremente esta profesión no tienen la menor importancia”

R. Así es.

Sorprendente, porque ves un libro así, que te dice, un curso de felicidad, y dices, a ver si eso lo aprendemos rápido, y te preguntas ¿quién lo escribe? Miras la foto, te encuentras esto, y yo decía, será un psicólogo, será un coach, será un formador, será un experto en múltiples terapias alternativas, y tú libremente, eso supongo que es estrategia, eliges no etiquetarte.

R. No, realmente no es estrategia. Realmente a mí me costaba mucho durante muchos años definir mi profesión. Delante de un formulario siempre tenía dudas y pensaba ¿qué pongo? Cuando ponía profesión, yo siempre me planteaba, ¿pongo directivo? ¿pongo ejecutivo? ¿pongo administrativo? Realmente me costaba mucho concretarlo y definirme a mí mismo. Hasta que llegó un día en el que delante de un formulario dije: Se acabó. Mi profesión debe ser Ser Feliz. Y eso por encima de todas las demás cosas que pueda hacer en mi vida. Puedo ganar dinero de una manera o de otra, puedo dedicar mi tiempo libre a una cosa u otra, pero realmente mi profesión, de lo que yo quiero ser profesional en mi vida es eso, Ser Feliz. Y dentro de ser feliz también está ayudar a los demás a ser felices, porque eso también te llena, pero realmente lo decidí de este modo. No es un tema de marketing en absoluto. Fue una parte de mi proceso de desarrollo personal.

Antes hemos de decir que él era un alto ejecutivo, empresario de éxito, consultor, estratega, hasta un día, ahora hace cuatro años, en el 2009, decides dejarlo todo y comenzar a investigar sobre la felicidad. ¿Por qué? Ya nos has dicho que tu veías que no ibas bien, pero ¿qué es lo que te impulsa a un cambio tan radical?

R. Pues precisamente el ser coherente con esta decisión personal de que mi profesión era Ser Feliz. En el momento en que tomé esta decisión, lo que yo hacía en la vida, si quería ser coherente conmigo mismo, tenía que cambiar. Yo tenía un muy buen puesto en una gran empresa, pero realmente no me llenaba. Realmente lo que estaba haciendo era ganar dinero vendiéndoles una parte de mis horas. Si yo realmente quería ser coherente, si yo realmente quería ser un profesional de la felicidad, tenía que cambiar, tenía que dedicarme a cosas que me llenasen, con las que disfrutase, y me hicieran crecer como persona y como individuo. Por eso cambié radicalmente. Dejé la empresa y me dediqué a investigar sobre la felicidad, sobre lo que llevaba a la gente a ser más o menos feliz, y a descubrir este mundo tan apasionante, que no tiene nada que ver con lo que nos dicen o nos han dicho durante muchos años.

Comienza entonces un trabajo en el que se lee centenares de libros, asiste a seminarios y cursos, ve películas, documentales, vídeos. Y ¿qué descubres exactamente?

R. Que vivimos en un mundo muy diferente del que percibimos a través de nuestros cinco sentidos. Tenemos una percepción limitada de la realidad. Descubrí el mundo de la epigenética, de la física cuántica, descubrí lo que la ciencia moderna nos dice respecto al mundo en el que vivimos, que realmente todos nosotros somos energía, que cada uno de nosotros tiene unas frecuencias vibratorias, que realmente estamos en un mundo en el que estamos interactuando con otras energías. Cada persona tiene su propia frecuencia energética, que es en la que emite continuamente, y eso comporta que estemos siempre interactuando con otras energías. Y nosotros mismos podemos transformar internamente esta frecuencia en la que estamos vibrando en cada momento. Todo lo que conseguimos en la vida, todo lo que somos, todo lo que realmente estamos atrayendo hacia nosotros depende exactamente de eso. Son principios muy claros y simples de la física. La física nos dice que cuando se juntan dos ondas energéticas se suma. En consecuencia, si estas ondas van sincronizadas, perfecto porque amplifica tu propia energía y te sientes mejor; pero si estas ondas van desacompasadas, lo que te están haciendo es quitarte energía. Si te encuentras delante de una persona que te quita energía, no es porque tú seas una persona mala, es porque tus ondas de energía y las suyas no van sincronizadas y por tanto no entran en resonancia constructiva. Por tanto, es una reacción normal.

Entonces ¿qué haces? ¿te apartas?

R. Sí, es mejor apartarse de estas personas. Porque igual que tú sientes que esa persona te quita energía, a la otra persona también le ocurre. Y además, hay otro principio muy claro de la física que nos dice que toda energía tiene una parte magnética, y este magnetismo hace que atraigas hacia ti ondas que sean similares a las tuyas, que entren en resonancia constructiva. Eso hace que si eres una persona optimista, te acabas rodeando de gente optimista y de circunstancias te refuerzan en esta posición. Y al contrario, si eres una persona que está deprimida, que está siempre pensando en la parte negativa, acabas atrayendo hacia tu vida situaciones que te están reforzando en esta vibración.

Tú dices, no tan solo personas sino hechos. Es decir, si tú consigues vibrar en positivo tienes muchos más números para ser feliz porque la gente que te vas encontrando, que te va apareciendo te sumen en esta felicidad, o al contrario, si vibras en negativo, podríamos decir que todo te dará la razón.

R. Es física. No es que sea porque sí. No es algo que nos tengamos que creer porque alguien nos lo dice. Es consecuencia de la física y está demostrado. La física cuántica y la epigenética nos han demostrado que el mundo funciona de este modo. Que nosotros en función de las vibraciones que estamos emitiendo en cada momento, en función de las emociones que estamos sintiendo en cada momento, estamos atrayendo hacia nosotros vibraciones similares.

Una de las cosas que más me han gustado de este libro. Que por cierto lo recomiendo. Es un libro muy fino, no sé exactamente las páginas que tiene, unas ciento cincuenta. Muy fácil de leer, está muy claro. No quiere decir que lo que se dice sea sencillo. Muchas veces os tendréis que parar a reflexionar, a mirar. Es un buen manual, corto. Después explicaremos un poco más sobre su contenido. Pero una que me sorprendió y me gustó es que en las primeras páginas del libro dices: “no te creas todo lo que explico en este libro”, dices: “experimenta, prueba, busca, lee, simplemente yo te muestro un camino”. Y eso me gustó, por lo que tiene de humildad. En esta sección todos los lunes invitamos a muchos coach, psicólogos, de gente que trabaja para la felicidad, y a veces sí que se da la actitud de “yo he encontrado esto”, y te lo explican como una verdad suprema, y en cambio no es tan habitual encontrarse con alguien que diga “este es el camino que yo he encontrado, yo te lo enseño, pero ponlo en duda”.

R. Es que caminos que nos pueden llevar a un mismo destino hay muchos. De hecho, antes de escribir este libro, escribí otro que se titula “Escoge tu camino a la felicidad y el éxito”, en el cual recogía más de cincuenta técnicas que te permiten acceder a nivel subconsciente para cambiar precisamente esta frecuencia en la que estamos vibrando en cada momento. Para cambiar creencias, para liberar bloqueos emocionales, que es lo que realmente nos está condicionando. Al final es nuestro subconsciente el que está generando los patrones de comportamiento que tenemos en cada momento y el que nos lleva a ser o no ser felices. Hay muchas técnicas o herramientas que nos permiten hacer eso. Sería estúpido por mi parte decir que el único camino es éste. No es verdad, hay muchos y cada uno debe escoger el suyo.

¿Qué es la epigenética? Explícanoslo de forma muy sencilla.

R. Se nos ha dicho históricamente que estamos condicionados por nuestros genes, que la herencia genética que tenemos de nuestros padres nos condiciona y nos lleva a sufrir unas enfermedades o a que podamos desarrollar unas enfermedades u otras. La epigenética lo que dice es que nosotros tenemos unas posibilidades a raíz de esta herencia genética, pero que no dejan de ser posibilidades. Que realmente se desarrollen o no unas determinadas enfermedades está condicionado por nuestro entorno, y entre otras cosas, nuestro entorno son las creencias que nosotros tenemos, lo que nosotros hemos ido absorbiendo durante todos los años de nuestra vida a raíz de las relaciones que hemos tenido con lo que nos rodea, con nuestros padres, abuelos, hermanos, profesores, en la iglesia, con toda la información que nos está llegando continuamente. Y que realmente lo que nosotros somos o desarrollamos a nivel genético está dirigido realmente por todas estas creencias y emociones que absorbemos del entorno.  

Puede haber una parte de la gente que lo lea que diga, aquí lo que me está diciendo Ricardo es que todo depende de mí, que si soy feliz es porque quiero, simplificándolo mucho, y sino también.

R. Sí.

Y quizás tampoco es el cien por ciento.

R. Resumiendo es eso. Todo depende de la definición de felicidad que tengas. La felicidad es algo absolutamente interior. Es una sensación o una situación interna de equilibrio, de satisfacción, de realización interior. Es muy distinto del placer. La felicidad emana de tu interior, mientras que el placer proviene del exterior, de circunstancias externas. Todo lo que proviene del interior es una interpretación que nosotros hacemos de la realidad, y en consecuencia, todo depende de mí. Nos podemos encontrar con situaciones muy desagradables externamente, que nos pueden hacer sentir tristeza en algún momento, o nos pueden hacer sentir algunas emociones puntuales, pero que no dejan de ser puntuales. Si nosotros a nivel interior estamos en equilibrio y estamos felices, todo eso que nos viene del exterior y nos puede provocar reacciones puntuales muy limitadas en el tiempo, acaba siendo anecdótico. Tu estado general de equilibrio lo mantienes con independencia de estas circunstancias externas.

Es en este punto que dices, no puedes controlar todas las situaciones y personas, pero sí como reaccionas o no reaccionas ante estas. Aquí es donde darías la responsabilidad individual.

R. Exacto, la clave está en cómo interpretas tú estas circunstancias externas.

De hecho, tú explicas muy bien en el libro que no es lo mismo ser feliz que estar feliz.

R. Ser feliz depende exclusivamente de ti. Estar feliz, depende habitualmente del exterior, depende de circunstancias externas y que es limitado en el tiempo. Una situación de estar feliz tiene caducidad. En cambio, si eres feliz, si realmente emana de tu interior, no tiene caducidad alguna. Puedes ser feliz toda la vida.

Hay muchos neuropsicólogos que dicen que eso de la felicidad eterna no existe, que es mentira, que únicamente se puede ser feliz en momentos puntuales, que el cerebro no está preparado, al igual que no está preparado para sentir un amor exaltado durante mucho tiempo, etcétera.  

R. Que ellos no lo hayan conseguido no quiere decir que no exista. Por eso digo en el libro que lo hemos de experimentar en primera persona. Realmente sí que se puede conseguir, pero no puede hacerse dentro de los paradigmas que hemos tenido hasta ahora, en los cuales, por ejemplo, no se podía enseñar felicidad. ¿Por qué? Pues porque la enseñanza tal como se ha concebido hasta ahora va dirigida exclusivamente a la mente consciente. Adquirir una serie de conocimientos para posteriormente acceder a ellos y utilizarlos. La felicidad depende del subconsciente, y las herramientas que te permiten acceder al subconsciente son muy distintas de las que te permiten acceder a la mente consciente. Por eso las terapias que van dirigidas a la mente consciente como la psicoterapia no permiten acceder al subconsciente. Hemos de tener muy claro que todo esto también es consecuencia de la física. Nuestra mente consciente funciona con una frecuencia energética, a 40 ciclos por segundo. Nuestra mente subconsciente funciona a veinte millones de ciclos por segundo. Esta diferencia tan grande hace que sea imposible o prácticamente imposible la comunicación entre ambas. Es como si las ondas de radio quisieran interferir en la frecuencia energética que tiene una pared. Evidentemente no entran en resonancia, porque son frecuencia que van a velocidades muy diferentes. Con nuestras mentes consciente e inconsciente pasa exactamente lo mismo, funcionan a frecuencias tan diferentes que a través de la mente consciente es prácticamente imposible transformar la mente subconsciente.

A través de los pensamientos que yo controlo no puedo llegar a los que no controlo. Pero en cambio lo que dice Ricardo es que en lo que no controlo, en el subconsciente, es donde están el 95% de las decisiones que tomamos. Entonces aquí tenemos un problema, si para ser felices hemos de modificar este tipo de decisiones, y pensando no somos capaces de acceder, ¿cómo lo hacemos?

R. Hay técnicas que permiten hacer eso. Es cuestión de entrar en resonancia constructiva o destructiva con las propias frecuencias que están alimentando a la mente subconsciente. Es algo muy sencillo. Puede parecer muy complicado tal como lo estoy diciendo, pero se trata de técnicas super-sencillas, que están absolutamente estudiadas y demostradas por científicos. Son técnicas que te permiten acceder directamente al subconsciente para liberar los bloqueos emocionales que te hacen reaccionar de forma automática en determinadas situaciones, o a transformar aquellas creencias que realmente nos están llevando a ser infelices, a interpretar de forma negativa determinadas circunstancias, o a limitarnos delante de determinadas situaciones. Hay formas muy sencillas. De hecho es exactamente lo mismo, aunque con tecnologías muy diferentes, del tratamiento de las piedras del riñón. Cuando tenemos piedras en el riñón, nos meten en unas máquinas que emiten unas determinadas ondas que entran en resonancia constructiva con la propia piedra. De este modo, la piedra amplifica su propia energía hasta que se acaba rompiendo, al no soportar una vibración tan fuerte. Nosotros podemos hacer lo mismo, generando resonancia constructiva o destructiva con las frecuencias en las que están vibrando nuestras propias células, en las cuales están tanto las creencias como las emociones atrapadas que tenemos en el cuerpo. Cuando vivimos una experiencia negativa en algún momento de nuestra vida y generamos una emoción muy fuerte, esta emoción puede quedarse atrapada. Posteriormente cuando nos encontremos en otras situaciones que entren en resonancia, esta emoción vuelve a salir, y salir, y salir…

A veces pensamos en un tipo de persona, y cada vez que te encuentras una persona de ese tipo, te sientes fatal.

R. Te sientes igual que te sentiste la primera vez viviste aquella experiencia. Pues nosotros podemos transformar eso aplicando frecuencias energéticas que entran en resonancia destructiva. Es decir, dos ondas cuando se suman, el resultado de dicha suma puede ser cero. Lo mismo que explicaba antes cuando te encuentras con una persona que te quita la energía, pues lo mismo podemos hacer con las creencias y con las emociones. Y es muy sencillo.

Eliminando las creencias y las emociones negativas…

R. Efectivamente, y poniendo creencias positivas.

Tú dices que todo esto que has encontrado lo avalan estudios científicos que lo demuestran. Si esto es así, ¿cómo es que estos conocimientos no están en las universidades, en las escuelas, en las familias, en la calle?

R. La universidad siempre llega a integrar los nuevos descubrimientos diez, quince o veinte años más tarde. En las universidades es difícil encontrar los últimos descubrimientos en cualquier materia. Los programas formativos que hay en las universidades son muy lentos en cambiar y por tanto es muy difícil cambiarlo. Pero fuera de las universidades sí que lo puedes encontrar. Cada vez hay más cursos que te enseñan este tipo de técnicas que te permiten llegar a nivel subconsciente. Técnicas como PSYCH-K, EMDR, EFT, Código de la Emoción, Código de Curación,… hay muchísimas. Como te decía antes, en mi primer libro analizo más de cincuenta de estas técnicas. Son todas ellas técnicas que te permiten acceder a nivel subconsciente, de formas diferentes. Cada una tiene sus propias características y su enfoque, pero hay muchas. Si miras en Barcelona o incluso en Sabadell, cualquier fin de semana puedes encontrar cursos de muchas de estas técnicas. Por tanto, sí que está en la calle, sí que se conoce. Una cosa distinta es que cuando uno aprende a utilizar una de estas técnicas le sepa sacar todo el provecho. Lo que yo he hecho en Un curso de felicidad es buscar un objetivo muy concreto. Definir, qué es lo que busco: que la persona llegue a una situación en la que la felicidad sea algo absolutamente interno, que esté exenta de las circunstancias que le puedan llegar de fuera. A continuación busqué las herramientas más sencillas y con resultados más rápidos para obtener ese resultado. Pero hay mucha gente que aprende estas herramientas, que durante el curso en el que las aprende tiene un gran progreso y desarrollo, pero después de tres meses ya no las utiliza.

Y, ¿por qué?

R. Porque estamos buscando. Somos buscadores natos.

Si la técnica funciona y alcanzas un mayor grado de felicidad, ¿qué más puedes buscas?

R. Además de la felicidad, hay muchas otras cosas en la vida. Y estas técnicas te permiten cambiar lo que tú quieras a nivel interno.

¿Todo el mundo puede? ¿Con independencia de su formación y sus circunstancias?

R. Sí, cualquiera puede, aunque le puede resultar más o menos difícil. Todo esto comporta un proceso de transformación interior en el que la persona debe elevar su nivel de conciencia. Entendiendo nivel de conciencia como la frecuencia vibratoria en la que estamos emitiendo. Alcanzar un punto de felicidad interior en el que estés limitando el impacto de los inputs externos requiere estar en un nivel de frecuencia bastante elevado. Requiere estar en un nivel de conciencia elevado. Por eso en el libro también defino lo que es el nivel de conciencia y cómo se puede hacer para elevarlo. De hecho, a través del proceso de transformación que hay en el libro se sube el nivel de conciencia, y te permite constatar al final del libro que lo has subido. Pero sí que es cierto que en función de tu nivel de conciencia te resultará más fácil o más difícil.

Cuando dices nivel de conciencia ¿qué quieres decir exactamente?

R. El nivel de conciencia es precisamente esta frecuencia vibratoria que cada uno tiene. Nosotros estamos hechos de moléculas, las moléculas se componen de átomos y los átomos de partículas subatómicas, que no son más que minúsculos tornados como los que vemos en Estados Unidos cada primavera y se llevan por delante camiones y casas. Nosotros somos eso, somos la suma de todos estos minúsculos tornados que tenemos en el cuerpo, y el resultado es una frecuencia energética, una energía que nosotros estamos expandiendo hacia fuera y hacia dentro de nosotros mismos. Cada frecuencia está asociada a un nivel de conciencia. Y cada nivel de conciencia está ligado a unas determinadas emociones. Cuanto más bajo es el nivel de conciencia, más negativas son las emociones que hay asociadas, y cuanto más alto es el nivel de conciencia, más positivas son las emociones asociadas.

Tú haces una escala muy curiosa en el libro, en la que el punto más alto es mil, y dices que tan solo tres personas lo han alcanzado.

R. Esta escala no es obra mía. La hizo David Hawkins en un libro muy bueno que lleva por título “El poder contra la fuerza” hace ya cerca de veinte años. Pero es muy interesante porque define perfectamente cuál es esta escala, y cuál es la progresión. Además te permite ver la razón por la que cuando vas subiendo pasas a sentir emociones diferentes. Cuando vas superando una determinada emoción negativa, pasas a tener otra que es un poco mejor, pero que todavía continua siendo negativa, hasta que llega un momento en que pasas a tener emociones positivas. Y eso es lo que conduce tu vida. Si tú estás vibrando en una determinada frecuencia, la mayoría de las acciones de tu vida estarán determinadas por esa frecuencia, por esa energía, por esos valores, porque en el fondo todo esto está relacionado con unos determinados valores, y por aquellas emociones. Por tanto es muy importante elevar el nivel de conciencia, porque eso te permite también cambiar las emociones en las que vives, en las que vibras, y te permite cambiar los valores con los que estás dirigiendo tu vida.

En el libro también hablas de que nuestra vibración, nuestra felicidad, nuestros sentimientos y emociones impactan e influyen en el bienestar de los demás. Que lo que yo pienso y lo que yo siento está teniendo un impacto en los que me rodean. Por tanto, tienes una responsabilidad individual sobre ti mismo y sobre el tipo de mundo que estás ayudando a crear.

R. Efectivamente. Y lo creas a partir de los que te rodean. La frecuencia en la que vibras la reciben todas las personas que tienes alrededor. Y ellos reaccionan ante estas vibraciones. Es como si tuvieras un conjunto de piezas que están engranadas unas con otras. En el momento en que una de estas piezas empieza a funcionar de forma distinta, el resto también lo hace. Si tú comienzas a ver la vida de forma positiva y a trasladar esto en todos tus mensajes y en tu forma de actuar en cada momento, los que te rodean reaccionan de forma automática. Y esto significa que habrá personas que se alejarán porque no entrarán en resonancia con tu forma de actuar.

Eso iba a decir, esto no quiere decir que todos se contagien. ¡Ya nos gustaría!

R. Es el magnetismo que te decía antes, tu frecuencia atrae frecuencias similares. Si tienes alrededor a la familia, es muy posible que esta familia entre en resonancia, pero también es posible que alguna persona de la familia acabe saliendo porque no entra en resonancia. Será lo que tenga que ser. Para que la mayoría esté bien, puede ser que alguno tenga que salir. Eso no es bueno ni malo, es un proceso de desarrollo que comienza por ti, y que continúa por el resto de personas que te rodean.

Por tanto, pongamos un ejemplo de un equipo de trabajo, porque tú intervienes mucho en organizaciones y sabes sobradamente que uno de las claves para que funcione cualquier empresa, es que consigas un equipo bien cohesionado. Y también sabrás que en prácticamente todas las empresas hay aquella persona o personas que no hay manera, que generan malestar  continuo por activa o por pasiva. Bien, por lo que me explicas no tiene ningún sentido que los demás intenten transformar aquella persona.

R. Sí que tiene sentido.

Pero no lo consigues. Lo que pasa es que una o dos personas acaban contagiando a los demás. Si hay una persona con mal rollo o con problemas, y al final es todo el equipo que acaba sino roto, distorsionado.

R. Sí porque las frecuencias negativas son más contagiosas que las positivas.

¡Qué mala suerte, no!

R. Sí, pero es como funciona. Entonces, ¿qué pasa con esta persona? Que realmente hemos de tener mucha fuerza para compensar esta negatividad, este mal rollo que transmite. Si lo haces bien, si realmente tienes la fuerza suficiente para que este mal rollo no te afecte, y tú consigas trasladar este buen ambiente, esta persona acabará alejándose sola. En esos casos no se han de tomar medidas drásticas, sino que realmente esta persona ya no encajará, y eso es lo positivo, ya que no será traumático para nadie, ni para él ni para el resto del equipo.

Tú sigue con tu onda positiva, con tus mensajes y tu forma de trabajar, o en las familias, que también pasa mucho, continúa tú con el buen rollo y la persona que haga el camino que crea conveniente.

R. Además, si tú tienes muy claro que esta persona no encaja, y actúas como si realmente ya no estuviera, al final acabará marchando. Es cuestión de visualizar  la situación en la que queremos estar, y actuar en consecuencia con esta situación. Y al final se acaba poniendo todo en su lugar. Y todo estará bien.

Lo explicas muy fácil.

R. Es realmente fácil, aunque puede requerir más o menos tiempo. Y las técnicas que se utilizan son muy sencillas, y las puede utilizar cualquiera. Yo tengo dos hijas, de 12 y 16 años, y cuando escribí Un curso de felicidad, lo hice pensando en ellas, pensando en que realmente lo puedan utilizar cuando ellas quieran. A cada uno le llega esto en un momento determinado de su proceso de maduración, y lo utiliza cuando quiere. Ya tengan 12 años o 60, cualquier edad es buena para llevar a cabo este proceso.

Esto que has dicho ahora también es relevante. Cada uno tiene su momento en el que decidirá hacer esto. Muchas veces pasa que, por ejemplo una persona va a un curso de estos o lee un libro y para ella es un gran descubrimiento, y entonces quiere llevar al marido o la mujer, los hijos, pero no hay manera. Debemos respectar los tempos de cada uno, ¿verdad?

R. Si no es su momento, aunque vaya no lo aprovechará, y será negativo o contraproducente. Por muy potente que sea la herramienta o el curso, si la persona no está receptiva, no lo aprovechará, y además se cerrará de cara al futuro, no permitiéndose el utilizarlo en otro momento. En cambio de este modo no pasa eso. Lo que he hecho con este libro es precisamente pensar en toda la gente que tengo alrededor, familiares, amigos. A toda esta gente yo los puedo ayudar, con todas las herramientas y todo lo que he aprendido, yo creo que los puedo ayudar mucho, pero es difícil ofrecérselo ya que no todos están preparados o dispuestos. Especialmente cuando eres una persona muy próxima. Lo que hice es precisamente eso, escribirlo de modo que cualquiera cuando lo necesite o esté preparado lo pueda utilizar. Si le gusta, perfecto, y si no, lo tendrá para cuando esté realmente preparado.

Hay personas que da la sensación que no lo estarán nunca, que se pasan toda la vida, con independencia de haber tenido vidas duras o no, amargados, tristes o que te dicen: “yo miro atrás, y no ha merecido la pena”. De aquí la desesperación de muchos hijos intentando animar a sus padres a hacer cosas, y que ven que no lo consiguen. ¿También debemos ser respetuosos con estas personas?

R. Por supuesto, es una opción personal.

Ellos no dirían que es una opción personal. Dirían que son víctimas de una vida o de unas circunstancias.

R. Ellos lo pueden entender de este modo. Es su forma de interpretar estas experiencias y de vivir su vida. Si ellos están abiertos a cambiar tienen la posibilidad. Si no están abiertos a cambiar y quieren continuar siendo víctimas de estas circunstancias que han vivido, es su opción.

En el libro, a parte de todas estas explicaciones y teorías, que nadie se espante, no es un libro de física cuántica ni de epigenética. Todo eso lo hemos mencionado para contrastar los conocimientos de Ricardo. Es muy sencillo de entender, de verdad, y hay muchos ejercicios. Quisiera que me lo explicaras, como por ejemplo balancear tu cuerpo, como juntar tus dedos e intentar separarlos, etcétera. Y después también ejercicios de aplicar en tres días.

R. El libro tiene dos formas de leerlo. La primera es dirigiéndolo a la mente consciente, es decir, leerlo entendiendo y aprendiendo los conceptos que se explican. Pero eso no te transformará. Si quieres transformarte, debes hacer los ejercicios que se están proponiendo. Los ejercicios son una interacción con tu subconsciente. Tenemos formas de preguntarle al subconsciente, y él siempre nos responderá con la verdad. Nos dará una respuesta de tipo sí o no. Por eso utilizamos el test muscular, que nos permite obtener las mismas respuestas que obtendríamos por medio del polígrafo o máquina de la verdad. Cuando hacemos una afirmación el polígrafo nos dice Sí o No, del mismo modo que lo hacen todos nuestros músculos. Nuestro subconsciente siempre da una respuesta a nuestro cuerpo. Le da la instrucción de fortalecer o debilitar nuestros músculos en función de si se cree o no la frase que está diciendo. Una de las cosas que hacemos en el libro es aprender a comunicarnos con nuestro subconsciente para obtener este tipo de respuestas, para saber lo que piensa o lo que tenemos grabado. Y después aprendemos a regrabar aquellas emociones y creencias que no nos interesa tener. Y eso lo hacemos con otras técnicas que son muy sencillas, y que están perfectamente explicadas en el libro. También se explica en el libro lo que dice la ciencia o las demostraciones científicas que demuestran el por qué funcionan. Pero que son muy sencillas y que cualquiera lo puede hacer. Es muy importante hacer los ejercicios. Si no los hacemos no nos transformaremos. Sería como un libro más de autoayuda que lo lees y está muy bien, que dice cosas muy bonitas, aunque en el fondo ya sabías, pero ¿ahora qué?  Pues la respuesta al ahora qué, son los ejercicios que tenemos en el libro.

Y esto es lo último que te quería preguntar. ¿Qué es lo que hace distinto a este libro respecto a todos los otros libros que se han escrito? Porque en la contraportada dices, aunque no sé si la contraportada es tuya o es de la editorial,  que si únicamente tuviera la oportunidad de leer un libro en toda mi vida sería un poco este.

R. La contraportada es mía, y lo que hace diferente este libro es precisamente que lo que busca es transformar el subconsciente. No es un libro dirigido exclusivamente a la mente consciente, no es un libro de conocimientos. Es un libro de auto-transformación. Es un libro que te permite llevar a cabo una evolución personal sin ayuda de nadie. Y eso te da una potencia importante.

Ay con los psicólogos y los coach, vendrán todos a tirarte de las orejas.

R. No tiene por qué ser así.

Pero tú haces formación…

R. Sí. Hago formación tanto en empresas como a nivel particular. De hecho a finales de noviembre tengo un curso en Barcelona, abierto al público. Un curso de felicidad precisamente. Se trata de un seminario de un día en el que poder llevar a cabo todo el proceso de transformación que también se puede conseguir a través del libro.

Un placer haberte conocido, Ricardo. Gracias por estos conocimientos que hemos lanzado a través de las ondas. Quien vibre en sintonía que los coja y quien no, en otro momento será.