Johan Calleman: el calendario maya termina el 28-10-2011, y no el 22-12-12

Interesantísimo artículo del propio Calleman en el que explica los riesgos de pensar que el salto cuántico de CONCIENCIA se dará en el solsticio del 2012 en vez de hoy, 28-10-11…por lo que sí está en lo cierto el 2012 ya será un año muy especial…

Es un poco largo pero merece la pena!

Personalmente creo que el solsticio del 2012 está relacionado con la alineación con el plano galactico y el agujero negro supermasivo que hay en el centro de cada galaxia, aunque de esto hablaremos también con tranquilidad…

Sí está en lo correcto, a partir de esta fecha, todo se acelerará aún más…incluido el colapso económico…

by Carl Johan Calleman
Seattle, May 15, 2009 (1 Kan)
del Sitio Web
Calleman

traducción de Adela Kaufmann

Versión original

Carl Johan Calleman tiene un doctorado en Biología Física de la Universidad de Estocolmo y es citado alrededor de 1500 veces en la literatura científica.
Ha sido Investigador Principal de Salud Ambiental de la Universidad de Washington en Seattle y sirvió como experto en cáncer para la OMS.
Con la solución del Misterio más Grande de Nuestro Tiempo: el Calendario Maya (Garev 2001), él inició un estudio basado en evidencias del calendario maya, que fue seguido por “El Calendario Maya” y “La Transformación de la Conciencia” (Bear and Co., 2004) y el próximo, “El Universo con Propósito” (Bear and Co, diciembre de 2009).
El libro de próxima aparición describe por primera vez la realidad física del Árbol de la Vida y presenta la primera alternativa completa al darwinismo en 150 años.
Su página web es www.calleman.com 

Hace unos ocho años, John Major Jenkins y yo tuvimos un debate sobre el significado de la fecha final del calendario maya, centrándose especialmente en si las energías de la Cuenta Larga terminan el 28 de octubre 2011 o el 21 de diciembre 2012.

Esta sigue siendo la pregunta más importante a la cual se enfrenta cualquier persona interesada en el “fenómeno de 2012“, pero al mismo tiempo que el debate pudiera haber parecido teórico, o incluso descabellado, ahora es una cuestión que tiene mucho significado y una gran importancia práctica y consecuencias en cuanto a cómo nos relacionamos con el futuro. Aunque a muchos les gustaría a barrer la cuestión de la fecha final bajo la alfombra o sentarse en la cerca, nadie puede hacerlo con su integridad intelectual intacta.

Dado que el debate de Jenkins ha aparecido en un canal documental de historia, en donde el 21 de diciembre 2012 es presentado como un determinado día del juicio final”, cuando el mundo va a llegar a su fin.

Me llegan muchas cartas, a veces de personas jóvenes que se preocupan de que el mundo llegará a su fin en esta fecha, ya que han visto estos documentales en YouTube.

Mientras que las personas que más saben, probablemente rechazarían esta manera de presentar el calendario maya, es todavía más importante preguntarse quién se beneficia de ello. Creo que hay, de hecho, muchas personas, aparte de los participantes en esos documentales, que se benefician de la afirmación de que el calendario maya termina 21 de diciembre 2012.

Por lo tanto, no creo que se trate de un accidente el que no escuchamos de la fecha 28 de octubre 2011 en los medios de comunicación públicos.

Para empezar, por lo que se, nadie que se adhiera a la fecha final del 28 de octubre 2011 ha presentado esto alguna vez como un predeterminado día final, y así, indebidamente asociar el calendario maya con el miedo.

Desde el mencionado debate intelectual, dos culturas diferentes han surgido alrededor de los dos posibles plazos, uno basado en la creencia (21 de diciembre de 2012) y al otra basada en la evidencia (28 de octubre de 2011).

En contraste, la fecha del 28 de octubre 2011 se basa en la evidencia científica masiva de que los nueve mundos inferiores y trece cielos conocidos de las antiguas fuetes mayas, de hecho, describen la evolución cósmica en todos sus aspectos.

levels

Por lo tanto, debe ser calificada como creencia en lugar de ciencia. Basado en nada más que la creencia, subsecuentemente ha surgido una cultura en torno a la fecha 21 de diciembre 2012, ya que sirve como pantalla ideal de proyección para las fantasías, temores y esperanzas, en lugar de algo que pueda ser comprobado y entendido con base científica sobre los patrones del calendario maya.

El 28 de octubre 2011, fecha final puede, sin embargo, ser racionalmente entendida.

También ha sido verificado por varias predicciones, más recientemente la mía propia, de que un colapso económico se instalaría, y cuando lo haga, sucederá lo siguiente:

Independientemente que formas tome tal colapso [financiero] , parece que la mejor apuesta es que se produzca cerca del tiempo en que comience la Quinta NOCHE, en noviembre de 2008 [estrictamente hablando del 19]

(El Calendario Maya y la transformación de la conciencia [The Mayan Calendar and the Transformation of Consciousness], página 233).

Según esta predicción, los economistas ahora están de acuerdo que comenzó en diciembre de 2007 (ver Figura 1 abajo).

Esta predicción fue formulada ya en mi primer libro en Inglés, Resolviendo el Mayor Misterio de Nuestro Tiempo: El Calendario Maya (Solving the Greatest Mystery of Our Time: The Mayan Calendar), escrito en 1999 y publicado en 2001 (página 187).

Esto es realmente un paralelo directo con la famosa predicción de Edgar Cayce del tiempo del colapso del intercambio de valores de Nueva York, en este caso, sin embargo, hecho con unos diez años de antelación, y así se hizo mucho antes de que cualquier economista profesional, incluso lo considerara como un desastre económico.

Antes de entrar en las consecuencias más prácticas de adherirse a la interpretación basada en evidencia o en la creencia del calendario maya, pienso, sin embargo, que es necesario discutir la naturaleza del tiempo y qué es lo que hace tan especial al calendario maya. Es en otras palabras, es importante saber si tenemos alguna razón para ocuparnos del calendario maya, en primer lugar.

¿Por qué es que, a diferencia de todos los otros calendarios, el calendario maya tiene una fecha final?

La respuesta a esto es que el calendario maya expresa un tipo completamente diferente de tiempo que los otros calendarios. La mayoría de los calendarios, como el gregoriano, el musulmán, el budista o judío, se basan en los ciclos astronómicos y reflejan de tiempo continuo. Ellos describen el tiempo mecánico mensurable, el aspecto del tiempo que los griegos llamaría Chronos, que es también el único que está reconocido en el mundo moderno.

Dado que los ciclos astronómicos, ya sean los ciclos de la luna, la tierra o el ciclo de precesión, continuarán durante los próximos miles de millones de años o así, no hay razón para que los calendarios basados en ellos alguna vez lleguen a su fin. Dado que el calendario maya, sin embargo, tiene una fecha de finalización, esto, obviamente, debe estar basado en otro tipo de tiempo que el tiempo mecánico, y su fecha de finalización debe ser discutida contra el contexto del tiempo basado en la conciencia, – lo que los griegos llamarían Kairos, y por ello debemos preguntarnos cual podría ser el origen de esto.

Si nos remontamos a las fuentes antiguas para encontrar información sobre el origen de la la Cuenta Larga Maya nunca dicen que esto estaría basado en ningún ciclo astronómico.1

En cambio, las fuentes mayas, por ejemplo, en el Templo de las Inscripciones (Temple of the Inscriptions) en Palenque dice explícitamente que la Cuenta Larga está basada en el Árbol del Mundo o en lo que otras culturas, generalmente se refieren como el Árbol de la Vida.

20070507133730-el-arbol-de-la-vida.jpg

Como voy a describir en mi próximo libro El Universo con Propósito (Inner Traditions, diciembre de 2009) el tiempo Maya es, de hecho, cuantificado y describe diversos estados cuánticos del Árbol Cósmico de la Vida. Es siempre contra el fondo de tales cambios cuánticos en el tiempo, y no ciclos astronómicos que fluyen continuamente que podremos comprender los momentos decisivos de nuestra vida, así como también las civilizaciones humanas.

El Árbol Cósmico de la Vida en el centro de nuestro universo detrás de estos cambios cuánticos fue descubierto por la ciencia moderna hasta en 2003. Sin embargo, el hecho de que es real, y no un mero símbolo o mito, pide una revolución en nuestra forma de ver toda nuestra existencia. Afecta, no solamente la ciencia, sino también cómo entendemos las profecías religiosas, que a menudo incluyen referencias al Árbol de la Vida.

Muchas personas están esperando un cambio cuántico al legar el calendario maya a su fin – y con razón – pero es un ciclo astronómico continuo, que por definición, no da lugar a cambios cuánticos. La razón por la cual el calendario maya es capaz de explicar muchos saltos cuánticos en el registro fósil y los cambios de paradigma en la historia de la humanidad (que están lejos de ser lentos y continuos) es el mismo hecho de que, a diferencia de otros calendarios, este está cuantificada.

La comprensión del tiempo maya como cuantificado también proporciona una manera significativa de mirar la llamada fecha de finalización, donde ni siquiera es potencialmente preestablecido un fin del mundo. (Esto es por qué nadie que abraza la fecha del 28 de octubre 2011 ha caído en afirmar que es un fin preestablecido del mundo).

La fecha de finalización simplemente refleja el punto en que el Árbol Cósmico de la Vida alcanza su más alto estado cuántico.

https://i1.wp.com/pijamasurf.com/wp-content/uploads/2011/10/mayan_vision.jpg

Esto también implica que no es el comienzo de un nuevo ciclo y es sólo sobre esta base que se puede comprender racionalmente el hecho que este estado podría servir para crear un milenio de paz en la “Nueva Jerusalén“, como es llamado el nuevo mundo en el Libro de Apocalipsis. Para utilizar en su lugar una metáfora hindú se vuelve lógico que el logro de este estado más alto significa la liberación de las ruedas (ciclos) del Karma.

Como el estudiante del calendario maya basado en la evidencia sabrá, casi todos los conflictos y las guerras en la historia de la humanidad se originan en los cambios cuánticos entre las energías, y solo cuando éstos llegan a un fin es que hay una razón seria para esperar que surja un mundo en armonía.

Por lo tanto, en esta interpretación del calendario maya no hay absolutamente ninguna razón para pensar que la fecha final signifique el fin de la vida o un “día del juicio final”, cuando el mundo está predeterminado llegar a su fin.

Lo que la fecha final significa, sin embargo, es que el 28 de octubre de 2011, los cambios entre las energías llegarán a su fin y, por lo tanto, no es de extrañarse que muchos intuitivamente sientan que el año que sigue, 2012, es muy especial. Los procesos que han impulsado la evolución cósmica hasta ahora ya no estarán funcionando y después de algún tiempo, cuando las cosas se establezcan, los seres humanos serán dejados a crear ellos mismos su evolución.

Lo que esto significa, en mi opinión, es que la fecha final no es sólo otro cambio. En su lugar, constituye el final de los cambios que han sido causados por alteraciones en los estados cuánticos del Árbol de la Vida hasta ese momento, ejemplificado por el enorme cambio cuántico antes mencionado que condujo a la declinación de la economía al comienzo de la quinta noche.


Esta visión de un nuevo Jardín del Edén (aunque en un nivel superior), evidentemente carece de cualquier fundamento racional entre quienes defienden que miramos el calendario maya como basado en ciclos astronómicos mecánicos, donde comenzará, entonces, un nuevo ciclo.

El calendario maya es fundamentalmente diferente de todos los otros calendarios, y cómo y por qué es que es algo que debe ser profundamente honrado y respetado.

Desde esta perspectiva, cuando nos acercamos al final de los cambios cíclicos y el estado cuántico mayor del universo, también es lógico que la crisis económica en la que ahora estamos no es simplemente una “recesión” o una “depresión”, como sabemos que han sido precipitadas en el pasado por las noches en el calendario.

El deterioro es más bien:

el principio del fin de los ciclos de la economía.

Sin embargo, ya sabemos por el estudio del calendario maya, que los periodos de tiempo cuando la economía se contrae, son las noches en las que podemos hacer algunas predicciones sobre la forma en este final de los ciclos económicos se va desarrollar. El primer pulso botando el crecimiento de la economía llegó con la quinta noche y dio lugar a una rápida disminución en el crecimiento, una caída de los valores de la bolsa, y los aumentos de los despidos y los embargos.

Actualmente estamos en un período entre esas noches, en el sexto día (ver Figura 2, abajo), cuando los mismos procesos continúan más lentamente e incluso podrían ser temporalmente invertidos ligeramente.

En la época en la que comienza la sexta noche, el 8 de noviembre de 2009, podríamos, sin embargo, esperar que la crisis se intensifique y se derrumbe el dólar estadounidense, y con él, el sistema monetario establecido en el mundo. Muchas cosas pueden desencadenar tal evento, pero es importante comprender que lo que sea que lo detone, y esto pudiera ser algún tipo de acto político, es la energía de esta noche que lo provocará.

Esto, por cierto, es también por qué es tan importante lo que será el renacimiento de la energía de la segunda mitad del sexto día.

Debido a las muchas dificultades, muchos podrían llegar a perder la fe en esta Creación o pensar que estamos siendo castigados. Yo lo veo de manera diferente: La conciencia del Inframundo Galáctico ya está planificada de antemano para establecer un mecanismo de protección para el planeta, detendiendo, en primer lugar, el crecimiento, que es lo que cualquier médico especialista en cáncer hace antes de que tome lugar cualquier curación.

 Los que abogan por la fecha final maya, basada en la evidencia del 28 de octubre de 2011 pudiera, en realidad, aconsejar a las personas a que se preparen de antemano para esta crisis económica mayor en la sexta noche.

Aquellos que hablan del 21 de diciembre 2012 son, sin embargo, consistentes con su lógica, y son más propensos a continuar haciendo proyecciones en esta pantalla de fantasía en el futuro.

Conocer la fecha final exacta es, entonces, una cuestión de suma importancia para la gente, porque es su única forma de saber qué cambio cuántico están experimentando en el momento presente.

Mientras que muchas personas abogan por la fecha del 21 de diciembre de 2012, están simplemente saltando a un vagón de tren para crear alguna visibilidad para ellos mismos (y vender varios productos), yo creo que es tiempo que consideren qué tipo de responsabilidad implica esto también para otras personas. Probablemente no es una casualidad que la primera película importante de Hollywood, de seguro prevista para confundir a la gente sobre el calendario maya y publicitar la fecha del 21 de diciembre 2012 está programada para ser lanzada en noviembre de 2009 al comienzo de la sexta noche.

Los medios de comunicación dominantes, entonces, utilizarán la fecha del 21 diciembre 2012 para manipular la verdad y, por supuesto, siempre hay algunos que están dispuestos a seguirles el juego. Es muy fácil ver, en el interés de quienes está proyectado de esta manera el calendario maya, a un tiempo, en el futuro, cuando todo alineamiento con él será demasiado tarde.

A medida que se desplome el sistema monetario internacional establecido en la sexta noche, las cosas pueden ir, esencialmente, en cualquiera de dos direcciones. Irá, ya sea en la dirección de la organización de una nueva economía basada en una nueva economía sin bancos, intereses o de crecimiento que servirá para crear un mundo sin dominación. Un colapso del sistema monetario internacional, sobre todo si está vinculado a una moratoria de todas las deudas, tiene el potencial de allanar el camino a un mundo que sea verdaderamente igualitario, basado en la cooperación voluntaria y donde la codicia no destruirá el mundo.

Esto, por supuesto, se opone a la existencia de un sistema bancario y monetario organizado en el interés de una minoría e impulsado por el anhelo de valores abstractos, en lugar estar basado en las necesidades humanas.

Creo, sin embargo, que sería ingenuo pensar que tal implementación de un Nuevo Mundo de acuerdo con el plan cósmico ocurriría sin resistencia. Algunos quieren mantenerse en el poder sobre los demás. Para muchos más, la caída del orden establecido de dominación sería chocante, porque sería la ruina de su experiencia de seguridad en un mundo al que se han acostumbrado.

Los banqueros, los gobiernos, los medios de comunicación y los centros dominación en todo el mundo, por supuesto, tratarán de crear una nueva moneda mundial única y mantener el control, para lo cual están muy bien preparados. Esto es especialmente el caso si las personas no son conscientes del calendario maya basado en evidencias, y son capaces de ver este período difícil como parte de un proceso destinado a conducir a un mundo nuevo. Sin embargo, estoy convencido de que próximo Mundo Subterráneo Universal traerá una nueva conciencia de unidad llevando un gozo de existencia y amor y compasión por todas las cosas de la manera en que son.

Así, las cosas pudieran no convertirse en “mejores” en el sentido del cual se habla en la vieja economía, sino que la vida será más agradable, debido a un nuevo nivel de conciencia en el cual las cosas son percibidas de otra manera. Así, en los próximos años, nos encontraremos con una confusa mezcla de acontecimientos, aparentemente contradictorios.

Un aspecto crítico de la preparación para esto es el conocimiento de que el Calendario maya basado en la evidencia termina el 28 de octubre 2011, que al menos le da a la gente un punto de referencia de los ritmos con los que van a evolucionar las cosas, aunque se tardará un cierto tiempo para que las cosas se resuelvan también, después de esto.

La visión que está surgiendo para el tiempo por delante es, pues, que ni “el mundo va a finalizar”, ni que “todos estaremos felices volando” en una determinada fecha preestablecida, en el futuro.

En cambio, vemos un escenario bastante complejo, basado en la mejor evidencia que tenemos para entender el futuro. Tiene mucho en común con el escenario del parto difícil para la “Nueva Jerusalén”, como es presentado en el Libro del Apocalipsis.

Incluso si el calendario maya es universal y, está fundamentalmente relacionado con el libro de Apocalipsis, no es menos importante saber cómo los mayas contemporáneos ven su fecha de finalización. Naturalmente, algunos de ellos están felices de que su calendario haya sido objeto de atención mundial, y pudieran solamente creer lo que los arqueólogos han estado diciendo, que es el 21 de diciembre 2012 (La Cuenta Larga sobre la cual esta fecha está basada ha sido usada por los mayas desde hace mucho tiempo, y hasta esta fecha ha sido enviada a ellos por los arqueólogos modernos).

Sin embargo, fuentes más fidedignas, tal como don Alejandro Oxlaj del Consejo de Ancianos no sólo se suben al tren. Como cualquiera que haya visto la entrevista que le hice a él hace dos años, él rechaza la fecha del 21 de diciembre 2012 como un error de cálculo (algo que, en su tiempo, fue realmente una sorpresa para mí).

El también lleva la profecía de los trece baktunes y 13 Ahau, en consonancia con de fecha del 28 de octubre 2011, (que es el 13 Ahau).

A diferencia de mí mismo, él no especifica una fecha de finalización, aunque estamos de acuerdo que el último cambio de Katun (a partir del último período profético de 7200 días) tuvo lugar en 1992.

http://planetagea.files.wordpress.com/2011/10/mayantribalelderofguatemaladonalejandro.jpg?w=475&h=713

Alrededor de este cambio de Katun el 10 de febrero 1992, también podemos ver muy claramente que los grandes eventos, un enorme cambio cuántico, dándole forma a todo el mundo tuvo lugar:

  • el fin de la Guerra Fría y el colapso de la Unión Soviética (25 de diciembre de 1991)
  • la institución de la Unión Europea, (7 de febrero de 1992)
  • el lanzamiento de la Red Mundial de Internet (agosto de 1991)

En el momento del cambio de Katun defendido por los partidarios del 21 de diciembre de 2012 (John Jenkins dice, en el documental “Día del Juicio Final” (Doomsday) en el Canal de Historia) que el nuevo mundo ya fue establecido.

También en el futuro, la personas que se adhieren a esta fecha de finalización estarán siempre en el remanso de lo que realmente está sucediendo en el mundo.

paul laviolette

Esto demuestra la gran importancia de la fecha de finalización y que aquellos que quieren ser parte consciente de los cambios cuánticos venideros que están por delante y navegan en las olas de la creación que éstos generan se perderán esta oportunidad si rechazan la evidencia basada en el calendario maya, con su fecha de finalización el 28 de octubre de 2011.

Si hace caso omiso de la evidencia y escucha a los profetas de la “alineación” 3 del 21 de diciembre 2012 es probable que tengan consecuencias directas muy graves para su propia vida y de para saber cómo encarar el futuro.

Con la aceleración del tiempo en el Submundo Galáctico, la diferencia de 420 días entre las dos fechas finales es, literalmente, tan grande como la que hay entre el día y la noche.

Un foro de debate para este artículo existe en http://mayanmajix.com/portal/

Otras fuentes:

Pijama Surf: ¿Es el 28 de octubre del 2011 el verdadero fin del calendario maya y el inicio de una nueva era?

Mayas 2012: 28-10-11 El fin del calendario maya según Johan Calleman!

Anuncios

One thought on “Johan Calleman: el calendario maya termina el 28-10-2011, y no el 22-12-12

  1. Lo único que sé es que no sé nada. Que cada día hay más “superdotado” diciéndonos cómo interpretar el futuro y que muchísimos están “hasta los cataplines de esta vida de esclavos” pero pocos se sacrifican por cambiar sus hábitos destructivos contra el planeta. Vaya come cocos para al final sacar en claro que nada está claro y que más vale que estés armonizado y sintonizado con el universo, y no estresado y agobiado por el futuro del sistema sionista demoniaco matrix reptiliano.

    http://www.rafapal.com/?p=12063

    Ved cómo la atracción del 2012, comienza a desvelar este tipo de pensamientos…
    Ahora que están comenzando (dentro de un año serán brutales con el propio documental sobre el 2012) es el momento de mantener la consciencia de que es una operación de inteligencia.
    PD: Gracias a una decisión de mi inteligente inconsciente, he colocado la noticia justo el día en que Johan Calleman sitúa “el final de la cuenta larga maya”, es decir, el Final de estos Tiempos. Me viene al pelo colocar la refutación de Calleman que el docto colombiano Guillermo Hernández me ha enviado. Confieso que no la he acabado de leer y va dirigido a un público con cierto conocimiento de la cuestión. Es muy útil, por otro lado, para conocer de dónde procede la fecha del 2012 como final de las cuentas mayas y qué apoyos tiene la fecha del 21 de diciembre.

    Debate a la propuesta de Carl Johan Calleman

    PD: Justo me envía Roberto Benítez su último vídeo sobre Calleman… , los mayas y el dinero. ¡Sincronía total!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s