CONOCIMIENTO Y ACCIÓN

Tú eres un ser con unas necesidades fisiológicas y psíquicas. Has nacido de unos padres de los cuales heredaste unas características variadas y únicas en su conjunto, y éstas definieron en gran medida tu configuración física. El otro aspecto de tu idiosincrasia personal viene determinada por “lo adquirido”, lo que con tus hechos has producido en ti. De este segundo aspecto, lo adquirido, te interesa saber qué poder entraña en sí tu actitud o acción (si es que deseas realizar un trabajo de perfección y bienestar en tu propia vida, y no “arrojar la toalla”). En esto estriba el Conocimiento trascendente, beneficioso para la expansión de tu conciencia o comprensión progresiva de la Realidad, así como para el mejoramiento y desarrollo de tu identidad. Tu actual realidad es el fruto de tus actos y estos tienen que ver con tus pensamientos y creencias, con tu conocimiento y su nivel de aplicación. Lo más importante pues para ti es gestar y conseguir cambios que se traduzcan en los resultados de lo que deseas. Para conseguirlo necesitas saber, conocer la “llave” mágica que tiene el poder de modificar lo que no deseas. Llegar a poseer la llave también implica deseo, constancia y empeño en lograrlo. Parece nada fácil y de hecho así lo es. Semeja ser una empresa ardua para unos pocos, aquellos que como un rayo de sol persisten en hacer realidad sus sueños más profundos, por más obstáculos o nubes que aparezcan en su camino. Lo más grande es soñar despierto cosas que aspiras a hacer realidad, dijo un interlocutor, señalando a su autor. Esto se resume en saber que el ser humano es creativo por naturaleza, venimos con ese poder, solo que hay quien lo sabe y es consciente de ello y quien no. Pero es absolutamente necesario saber, conocer, como transformar los sueños en esa apetecida realidad. Eso es Conocimiento trascendente, o forma parte de él. Detrás viene la acción, capacidad opuesta a letargo, parasitismo, inacción existencial desvitalizante. La composición física humana está hecha para la acción. “Lo que no se usa se atrofia”, dice una máxima humana.

El Conocimiento y su aplicación (a través de la acción) son el fundamento de todo Crecimiento y Plenitud personal. El espíritu anárquico y vegetativo, alejado de la auto escucha, sin sueños a realizar, sin objetivos concretos, no está alineado en orden a ascender hacia la mejoría personal. Es un asunto de elección y de querer o voluntad, pues, también el refrán declara que “puede quien quiere”. Claro que el insistente deseo te lleva a buscar la herramienta o conocimiento para lograrlo y sabemos que “quien lo sigue lo consigue”.

Solo hay que tener en cuenta algo superimportante y fundamental: que los sueños y acción vengan, procedan, de “adentro”, del corazón; dador de vida y salud. Morada del verdadero Dios.

(Momentos de Meditación, vidaisalud@yahoo.com)


SI VAS A INTENTAR HACER ALGO POR CAMBIAR O PORQUE CAMBIEN OTROS, TE RECOMIENDO QUE EMPIECES POR LO SIGUIENTE:

https://miradentrodetidespierta.wordpress.com/2010/07/15/tu-puedes-curarte-a-ti-mismo/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s